Estás aquí:
  • Inicio
  • Noticias
  • Cooperativismo como ejemplo de economía sólida, sin "burbujas"

Cooperativismo como ejemplo de economía sólida, sin "burbujas"

21/11/2011

Hace un par de días leíamos una noticia bajo el título "Oñati, capital del empleo".

En el artículo "Oñati, capital del empleo" (El País, 15/11/2011) se explica que Oñati es hoy uno de los municipios del Estado que menos parados tiene: una tasa del 5,4%.  Y se entiende que buena parte de estos resultados se debe a la extensión del movimiento cooperativo en este municipio y en la comarca,  ya que -explica su ex-alcaldesa Lourdes Idoiaga- "dos tercios de los puestos de trabajo se encuentran en las cooperativas".

Nos parece pertinente reflexionar sobre por qué el movimiento cooperativo nos posiciona mejor en la crisis, ya que no tiene tanto que ver con la forma jurídica sino con la filosofía de empresa que se practica:

  • El cooperativismo huye del dinero fácil y efímero, de las llamadas "burbujas", y promueve la creación de tejido económico sólido, ligado a la tierra.
  • Tiene una doble y equilibrada orientación: 1) creación de empleo y 2) rentabilidad económica que asegure el futuro del proyecto de empresa.
  • "En las cooperativas  no existe el despido, solo la recolocación en otra empresa del mismo grupo” - apunta Lourdes Idoiaga.
  • “La fórmula del cooperativismo funciona, es una forma de repartir la riqueza de forma más equitativa con un sistema que se ha forjado durante años" - opina el actual alcalde Mikel Blain
  • En épocas de bonanza, los trabajadores participaban de los beneficios y ahora se están haciendo esfuerzos, como las bajadas de sueldo, que en algunos casos han sido acusadas. (en el citado artículo)

Hemos leído con mucho cariño esta noticia, ya que las organizaciones citadas como ubicadas en Oñati (Ulma, Fagor, la chocolatera Zahor, la Mondragón Unibertsitatea) y con las que se pone nombre y apellidos a este buen hacer, han sido (y/o son) todas ellas organizaciones con las que hemos colaborado en Hobest.

Y también porque allá por 2005-2006 participamos en el Foro de impulsión comarcal de Oñati, de lo que dan cuenta los siguientes documentos: