Estás aquí:

Formación y sociedad post-industrial

24/09/2002
— archivado en:

Alfonso Vázquez | Lanbide, nº 20, Hetel | 2002

Revista Lanbide, nº 20

Revista Lanbide, nº 20


Autor:
ALFONSO VÁZQUEZ
Editado en:
Lanbide, nº 20, 2002, Hetel
Incluye en otros idiomas:
Trebakuntza eta industria-ondoko gizartea | Training and post-industrial society
Contenido del artículo:

ALFONSO VÁZQUEZ  Septiembre 2002

Los cambios de era presentan acentuados signos tanto de creatividad como de convulsión, de forma que sus desarrollos futuros no pueden ser adelantados y casi nunca imaginados. Por ello, la tentación más frecuente es reducir y reconducir el significado de los fenómenos emergentes a los esquemas explicativos de los paradigmas imperantes, mitigando así, temporalmente, su potencia transformadora. Hoy nos encontramos en una migración, tan convulsa como potencialmente creativa, entre la sociedad industrial, asentada en la metáfora de la máquina, y la que, de forma provisional, podemos llamar la sociedad post-industrial, que se despliega desde la información y el conocimiento. De cómo interpretemos la ocurrencia –lo que pasa– dependerá lo queocurra.

Las escuelas de gestión modernas reconocen que “algo está ocurriendo”, que el trabajo se está transformando, que en el aire flotan la información y el conocimiento, peroinevitablemente se aprestan a “encajarlos” en sus conceptos dominantes, a reducirlos a la organización maquínica, ya que es la única que saben manejar. Y, así, generan sin cesar nuevas teorías de management, como la gestión del conocimiento, la reingeniería, la calidad total, etc. Sin embargo, aparece un elemento nuclear de la transformación que está siendo ignorado por estas tendencias: Se transforma el trabajo –admitido– pero, esencialmente, se transforma el trabajador, su papel en el contexto empresarial, social, y educativo; y no porque sea el “activo más valioso” de la organización –como declaran las tendencias “paternalistas”– sino porque ahora el poder real, el poder de producir, se desplaza hacia su figura.