Poder

Textos de interés y reseñas

La producción de la autonomía

En la medida que el trabajo cognitivo tiende a convertirse en masivo, aparece un comportamiento paradójico: para progresar, la dinámica de las organizaciones necesita incorporar el trabajo del conocimiento como fuente de competitividad, innovación, mejora continua, etc., al tiempo que, para controlarlo –para apropiarse de sus frutos–, necesita la forma de organización existente –que, precisamente, destruye el potencial del trabajo cognitivo al parcelarlo, procedimentarlo, velar su significado, dirigirlo desde la exterioridad. Leer más

Publicados en otros medios

La fábrica del hombre endeudado

El Poder no procede de la relación acreedor/deudor, sino que la precede. Es decir, es siempre el que detenta el poder económico, político, o de cualquier otro tipo, quien puede imponer condiciones de deuda al necesitado, al subordinado a su dominio, perpetuando de esta manera la situación. Leer más

Publicados en otros medios

La práctica en el poder

La llamada a ser prácticos implica el recurso a la repetición, a reproducir lo existente, a no cuestionarlo. En la medida en que renunciamos a la interpretación, a la conceptualización, estamos condenados a vagar en más de lo mismo sin ser capaces de encontrar sentido, significado. Y, en consecuencia, a la impotencia frente a lo establecido, frente a lo ordenado como una segunda naturaleza que nos determina. Pero, ¿qué es lo que queda velado en este llamamiento? Sencillamente, la naturaleza del Poder. Leer más

Publicados en otros medios

Transparencia y poder

Todos los seres humanos presentamos un efecto de superficie en aquello que revelamos o que desearíamos revelar, con más o menos fortuna; pero todos tenemos innumerables pliegues internos que, conocidos, intuidos, o completamente desconocidos por nosotros mismos, operan en nuestras conductas y nuestras relaciones. Leer más

Textos de interés y reseñas

Pero… ¿no es la inteligencia emocional un oxímoron?

la institución sólo es modificada, innovada, a través de su incapacidad de contener los deseos, los anhelos, siempre excesivos, de sus instituidos. ¿No podríamos suponer que la transformación sólo puede ocurrir precisamente cuando los deseos –no regulados– ocupan el lugar de la ausencia, el vacío del por-venir? Leer más